Era una tarde de lluvia y volvía del cine con mi papá. Veníamos hablando por la calle cuando ¡plaf! Un baldazo de agua fría me cayó del cielo. Al mirar para arriba comprobé que no era la Divina Providencia quien me había mojado sino una chica que regaba las plantas.

Yo estaba vestida de lluvia, por lo que el incidente no me afectó demasiado, sacando que me malhumoró un poco, asique empezamos a reprender a la estúpida y sorprendida muchacha, quien miraba con ojos de besugo y con el balde todavía en la mano.
Estábamos dándonos un festín de increpaciones cuando de atrás nuestro surgió una mujer horrible que esperaba el colectivo.

-Ay, qué escandaloso’-exclamó- miren lo que hacen por un baldito de agua.
-Ja –intervine- la viva lo dice con el pelo seco. Además ¿qué se mete?
Mi papá la miraba serio, ignorando ya a la dueña del balde, quien, espantada, se había metido en su casa.
-¿Perdón? –le pregunta a la mujer, con una cara muy temible.
-Que sí, u’tede son uno’ escandaloso’, miren el lío que hacen, se nota que no tienen nada que hacer, la pobre chica….

-¿La pobre chica qué? -la calma de mi papá ya me asustaba.
-Eh, bueno –dubitó el adefesio- no pueden hacer esto, dedíquense a hacer algo de su vida, uno no hace tanto escándalo y eso que hay cosas peores.

Mi papá resplandeció.
-Sí, TU CARA.

 Y ahí nos retiramos; gloriosos.

2 sabias opiniones:

ceeci ceresole dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA POR DIOS QUÉ GENIA! Esta historia esta basada en un hecho verídico meri linda?
Te quiero tanto! Al final nunca nos vimos..

Merita dijo...

Jajaj sí; es divertidísim y a veces incómodo ser la hija de un papá que responde así.

Con respecto a lo otro.. mal ! cómo colgamos. Horror. De semana santa no pasa ( a menos que te vayas :S )

Publicar un comentario

 
Header Image by Colorpiano Illustration