Más malhablada que nunca.


Sepa disculpar la lectora que pidió una crónica de mi encierro mononucleótico, pero sinceramente esos días se resumen como un revuelto gramajo de ganglios, llanto, frío, calor, galletitas, cereales Trix y guarradas libidinosas dirigidas a ÉL.*

Sin embargo vengo con una anécdota que charlábamos ayer con Papá.
No sé si recuerdan, en la época de los cyber, cuando se podía ver a tantos varones preadolescentes a los alaridos ( cosas como "Tomá !", "Go, go, go !", "La metralleta, b**udo, la metralleta !")
En esa época, además de no tener internet en casa, creo que contaba con 10 años de edad, y en el cyber tenía un par de amigos. Un día, harta de los gritos de uno de los chicos, le propuse, gallarda:
-Te juego un Counter !
- Uh, pero va a ser alto afano, Merita
-Vos no sabés con quién te estás metiendo, Johnny ( o nombre del pibe en cuestión )
-¿ Ah no ? -me desafió- entonces "creá" vos.

Como no tenía idea de que 'crear' significaba elegir un mapa para empezar el juego, sólo atiné a decirle:
-Creá vos, si total te voy a ganar !
El chico accedió. Habré elegido un nick como Maru94 o alguna estupidez así. Luego de lograr elegir un personaje ( realmente sin tener idea en qué bando estaba ni cómo activar las armas )
El juego empezó y con él mis nervios.Ni bien apareció mi hombrecito en pantalla lo acribillaron a balazos y el juego se reinició.
Escuchaba los gritos de los pibes, que entre otras cosas reían y se mofaban de mi poca habilidad.
"Eeeeeh, quién es e'te Marus? E' un p*ttttto !" "Tomá p*to, te recag**mo' a tiro', cagón !"

Quiero aclarar que todo esto sucedió en menos de 4 minutos, y como no soporté la humillación me quedé dura con cara de 'Aquí nada ha pasado', cerré TODO y me fui, al grito de "Se me acabó la hora, me tengo que iiiiir Johnny, cuidate" y salí corriendo. Procuré no volver por mucho tiempo, y no hacerme la capa en juegos que no sé.

0 sabias opiniones:

Publicar un comentario

 
Header Image by Colorpiano Illustration