No está muerto quien pelea.

Ustedes saben que yo siempre insisto en que en los trenes pasan de las cosas más absurdas, más ridículas y más extrañas que le pueden tocar a uno, pero esto ya fue el colmo.

Tomábame el tren a Villa Pueyrredón para ir a una exposición de arte con mi papá. La verdad no sabíamos dónde debíamos bajarnos, pero menos aún qué era lo que iba a pasar en el trayecto.
Los primeros 20 minutos todo muy tranquilo, el tren estaba limpio, no habían personajes demasiado extraños, y yo rogaba que hubiese algún espectáculo medio pateticón para divertirme un rato. Se me concedió a los 5 minutos.
En una de las estaciones se suben aproximadamente 4 mujeres y 4 chiquitos. Parecía gente muy pobre, andaban descalzos y con las manos sucias. El grupo lo lideraba una mujer bastante fortachona y entrada en carnes, que dirigía a todos los otros. ' Eh ! Shuli ! Quedate con lo' pibe acá que ya venimo'. Mientras decía esto, le entregaba 3 bebés a una nena de aproximadamente seis años, que intentaba controlarlos, en vano.

'Esperen acá, de esto me encargo sho', vociferaba la mujer obesa, quien lucía cortadas y tatuajes carcelarios en los brazos. Cada dos por tres miraba para el vagón continuo, como si buscara a alguien. En un momento me distraje, y al segundo siguiente la veo haciendole señas a las otras damas ( entre ellas una embarazada ) que la acompañaban. La gordita se cambió de vagón con aires de patotera, y las otras la escoltaban. De repente, todos mis compañeros de vagón se pararon, mirando con cara de preocupación para el lado donde estaba este grupo de gente.

'Eeeeeh p*ta, te voy a matá', loca !', se escuchaba. Ante mi cara de horror mi papá intentaba calmarme, y me decía que no pasaba nada, que seguramente no era grave, e incluso no intentó frenarme cuando estiré el cuello para mirar la situación.

El panorama que encontré fue horrible; había otro grupo de mujeres más que le pegaban a las antes mencionadas, la embarazada que antes dije revoleaba piñas a diestra y siniestra, y recibía cada golpe en la panza que yo pensé que el nene que llevaba adentro iba a terminar hecho un yummy. Había un chiquito que le tiraba del pelo a otra mujer, que le daba cachetazos, y, como en un flash, veo a la gorda tatuada darle a otra un izquierdazo en la oreja que creo que me dolió a mí.

Al segundo las viejas escandalizadas llamaron al guarda, y también apareció un policía de civil con remera ajustada que andaba con cara de creerse muy sensual. Costó un rato, pero separaron esa maraña de gente, que mientras se gritaba cosas. ' Esto no va a queda asi ah, sha va a ver, esto no queda así, gato '. Al toque la gorda vuelve al vagón dónde estaban originalmente ( es decir, donde estaba yo ). La nenita que cuidaba los bebés miraba entre sorprendida y divertida, y la embarazada que antes tiraba golpes dignos de Tyson miraba al guarda con ojos de cordero degollado y suplicaba ' Pero sho soy futura mamá ! '.

Cuando todos pensábamos que se había calmado la situación, la líder del grupo, la matona principal, agarró una lata del suelo, la rompió dejando una punta de metal sobresaliente e intentó correr a donde estaban las otras, al grito de ' Te voy a trinchá toda la cara !, mi hija ahora está embarazada por el trolo de tu hijo '
Debo admitir que ahí sentí miedo, ya imaginaba la horrible desgracia, sangre por doquier, griterío. Para mi sorpresa, el guarda y el policía la atajaron justo antes de que cruzara la puerta que dividía los vagones, entonces la gorda rebotó para donde estaba, y quedó pasmada.
' Gorda p*ta ! ' Se escuchaba desde el otro lado, como música de fondo.

¿ Cuál es el problema ? Pregunta el empleado de TBA, con el tren ya detenido para que bajen.
-No, loco, que ahora mi hija está embarazada, vite, todo por eso' gile.
- ¿ Ese es el problema ? Bueno, acompáñeme a la comisaría.
- No ! Qué comisEría ni ocho cuarto ! que se bajen eso' gato del tren, y ahi no bajamo nosotra
- Señora, me va a tener que acompañar.
- Pero es que me deben plaaata !
- Eso no justifica nada, ¿ cuánto le deben ?
- Y.. como tré' peso.

1 sabias opiniones:

ceeci ceresole dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAAJ por Dios, este ya lo había leído pero es BUENÍSIMO jajaja no puedo dejar de reirme jajjaja sos una genia chabona! realmente e admiro.

Publicar un comentario

 
Header Image by Colorpiano Illustration