Especial de Navidad.
( Si Cartoon network lo hace, ¿ por qué yo tengo que ser menos ? )

Voy a hablar de lo que seguramente ya suponen; cómo fue que me enteré de que Papanuél no existía. No, no fue un primito ni nada semejante. Tendría aproximadamente 10 años, y estabamos con mis papás pasando las vacaciones en la costa. El 24 a la noche recibí un libro con solapas muy grande y lindo, si no me acuerdo mal era éste ( Click Acá ). Yo estaba encantada, pero las solapas no eran precisamente prácticas, asique cada dos por tres se me trababan.

Al día siguiente me desperté y directamente abrí el libro de nuevo, sin siquiera desayunar, fascinada con la nueva adquisición. Como me había pasado la noche anterior, se me trabó una solapa en una página; pero yo no estaba tan paciente como antes, entonces decidí destrabarlo a los tirones. Previsiblemente, se rompió y voló algún que otro pedazo de papel por el departamento alquilado. El destino quiso que justo en ese preciso momento entrara mi papá, quien viendo la catástrofe, y cómo yo intentaba disimular el asunto gritó:


¡ María ! ¡ Rompiste el libro que te acabamos de comprar !


Después de semejante declaración no hubo excusa válida, ni helado ni nada con qué indemnizarme. El daño ya estaba hecho.

0 sabias opiniones:

Publicar un comentario

 
Header Image by Colorpiano Illustration