Rocco, el exiliado por amor.

Ésta es la triste historia de Rocco, Roquito para sus amigos, quien sufrió el exilio por el simple hecho de querer.
Cuando lo conocimos, era un animalito de 75 kg de amor puro y simpatía. Ya desde pequeño había tenido una vida difícil; Los niños de la verdulería que lindaba la tintorería donde vivía lo torturaban metiéndole los dedos en los ojos y chirleándolo, aprovechándose de que era sólo un cachorrito. Así fue que después de tanto sufrimiento, el pobre desarrolló un odio bastante particular hacia los niños, y más hacia aquellos que le habían hecho mal. Por las noches a Rocco lo dejaban vagabundear por la tintorería con el fin de que vigilara; pero los niños, a pesar de que ya había crecido y pesaba más de 70 kilos, lo molestaban aprovechándose de que estaba atrás del vidrio. Hasta que Roquito se hartó y rompió el vidrio a pechazos, aunque la persiana metálica le impidió que masticara a esos chicos, aunque realmente se lo merecían. No se hizo daño.
Durante el día, cuando la tintorería estaba abierta, a Roqui lo dejaban en un patio grande en la parte de atrás, donde conoció el amor. Ésto empezó cuando él se subía a la pared del patio que daba a la casa de una señorita, y le chumbaba para llamar su atención. Al ver su bella carita, y sus ojos derrochantes de frescura juvenil, la mujer se enterneció y lo acarició. Ahí se enamoró, y todas las tardes ladraba, y la chica salía y lo mimaba. Lo que nadie sabía, era que Rocco era tan lindo como celoso. Tampoco nadie sabía que la chica estaba embarazada. Todo siguió igual hasta que el tercero en discordia nació, el Shoni. Apenas recibió la luz del sol en su rostro de bebé , un gruñido cortó la tarde. Rocco no tendría el más mínimo problema en devorarlo. La madre del niño se horrorizó ante la celosa actitud de su antes adorado perrito chumbón, y como sus dueños se enteraron, decidieron alejarlo de aquel lugar. Ahora está recluído en una quinta en Pilar, lejos de aquella señorita. Por el simple hecho de ser querendón, ahora está privado de su libertad.

0 sabias opiniones:

Publicar un comentario

 
Header Image by Colorpiano Illustration