Quetrén Quetrén

Volvíamos de San Fernando, justamente, en el tren con papá. Estaba lleno llenísimo y el calor ya marcaba presencia, la gente se empezaba a fastidiar. No sé cuándo ni cómo, pero en algún momento me doy cuenta que el tren estaba parado haría cosa de 10 minutos. Cuando caigo en la realidad, le digo a papá, en voz alta, bien alto: ¿Por qué paró el tren, a quién matamos?
La gente sonreía y me miraban con cara de ' Qué pispiretita la nena '
El clima se descomprimió un poco, hasta que pasaron 5 segundos y un hombre pelado con campera de TBA anuncia, temblando: 'Les suplico que guarden la calma porque acabamos de arrollar a una persona'. Horror. Se imaginarán las caras de espanto de las viejas, mientras el hombre, en el griterío, intentaba decir que ya nos dirían cómo salir. Se va, y la gente mandando mensajes de texto, comentando 'qué barbaridad' 'lo mal que estamos hoy en día', y demás, pero relativamente calmados.

Hasta que se amotina el mantecolero. Parece que el señor en cuestión, además de tener olor a chivo tenía un poco de ansiedad y encima estaba con ánimos de revolución.

-Pase por acá, doña

Daba indicaciones el hombre, mientrás ponía cara de Jesucristo el salvador. Nuevamente caigo en la realidad, y cuando me doy cuenta, medio vagón siguiendo las indicaciones del mantecolero !
Ahí es donde me agarra a mí el ánimo revolucionario, y, a voz en cuello digo:

- yo me pienso quedar acá, no voy a arriesgar mi vida por lo que dice el tipo que vende Mantecol !!!!

Mi papá me calma -Ya sé María, no hace falta que grites, vamos a esperar a ver qué nos dice el de TBA-
Apareció el señor, muy nervioso y nos indicó que bajáramos por unos vagones que estaban abiertos; y nos dió a entender que el pobre atropellado estaba unos vagones más atrás.
No me pongo a contar lo que fue el proceso de ayudar a mi papá (valga la redundancia) a ayudar a que las viejas salten del vagón porque ese es un anecdotario aparte; como la gente que se quejaba de metrovías y papá le decía: Señora yo solo estoy ayudando. Y no sabían cómo retractarse. El hecho es que mi papá aunque en este blog yo lo pinte como malo es buena persona y se quedó a ayudar a todas las personas que no podían bajar, entonces me quedé calladita, al costado, mirando dura para el frente (no sea cosa que vea el cadáver!) y ayudando a papá.
Cuando todas las personas pudieron bajar, las últimas habían sido unas huequitas, que querían ir para el lado donde estaba el desgraciado abajo del tren, y se decían unas a otras:

-Dale boluuuua, vamosh para eshe lado ! es mash rápido !
- Ay , pero no she boluaaa, todosh van para el otro lado !

Dije, pobres flacas, les voy a avisar que no vayan para ese lado: Asique esta vez fui yo la que ponía cara de Jesucristo el salvador predicando, y con cara de circunstancias les digo:

-Chicas.. (todo esto con tonito de misterio) mejor no vayan para ese lado..
- ah no?
- No.. porque ahi... está el hombre... TODO MUERTO !
- aaaaaah ! (grito de horror)
- No , shi boluaa.. mejor vayamosh para el otro lado ! Muchas grashias eh !
-No es nada.
 
Header Image by Colorpiano Illustration