¡ Qué plato ! Hace unos días venía caminando de ver a mis compinches, habíamos organizado una entretenida ronda de preguntas ingeniosas, cuando me cruzo con un pelirrojo delicioso, parecía pintado a mano. Decidí hacerme la vivaracha y lo miré con cara de diosa sexy, en eso me tropiezo con mis propios pies y me caigo toda despatarrada al piso. El galán me pregunta ' Estás bien?' 'Fabulosa ! ' le respondí. Mentira, tenía la rodilla hecha fruta, me había roto la muchurcola. En eso veo que dobla la esquina. Era un tarambana ! El forro ni siquiera me ayudó ! Indignadísima pienso: 'Bueno, me tendré que levantar sola'. Para qué, apenas miro para abajo, tenía un grillo parado en la zapatilla ! ¡ Caramba carambolas ! Apenas lo ví empecé a revolear puntapiés a diestra y siniestra, tanto que casi le pego a una vieja loca que me rezongaba y metía barullo. ¡Ni que me hubieran dado cuerda ! Corrí a mi casa como una posesa, ya el horno no estaba para bollos. Pero.. diganméN una cosa.. ¿Ridícula yo?
 
Header Image by Colorpiano Illustration