En el lejano oeste un gato cabalgaba , y cuenta la leyenda que tenía mala cara, a nadie le gustaba su voz ni su mirada; por eso le decían mala cara. Un día mala cara fue a la comisaría, y al salir a la calle vio que todos se reian: detrás de los barrotes, al gato Monigote le habian afeitado los b i g o t e s.
¡ Qué gato valiente! (ente ente) ¡Que gato malvado! (ado ado) al cañón del colorado lo pintó de otro color. ¡Que gato valiente! (ente, ente) con cara de tiza (iza, iza)que a todo' lo piiiibe', lo' cagaba de risa !
 
Header Image by Colorpiano Illustration